Acusan caso de violencia politica de género en el PRI Municipal de Acapulco

Falcotitlan
0

Por José Manuel Gómez 

Es imposible que en pleno siglo XXI se sigan observando acuerdos cupulares entre los hombres, desechando años de trabajo de una mujer en la política para poner a un hombre en su lugar, señalaba en conferencia de prensa el Mtro. Enrique Solano López, durante una conferencia de prensa en denuncia un caso de violencia política de género en perjucio de Berenice Bravo Nogueda, a quien de acuerdo a lo dicho no se le han respetado sus derechos políticos.

De acuerdo a la profesora Bravo, su nombre fue pasado por alto en la lista de las regidurias del Partido Revolucionario Institucional (PRI) para poner en su lugar a Leopoldo Marcial, a lo que ella simplemente dijo que "es algo incómodo, saber que se removió una fórmula de mujer para poner a un hombre en su lugar", Bravo Nogueda refiere que hasta ahora sus quejas no han sido atentidas por el líder del PRI en el municipio Sofío Ramírez.

Hizo un llamado al Instituto Electoral y Participación Ciudadana en Guerrero, el doctor Nazarín Vargas para poner cartas en el asunto, e hicieron un llamado para la destitucion de Sofío Ramirez, pues fueron claras en decirlo en que la ley contra la violencia de género tira por tierra cualquier acuerdo.

Para Enrique Solano, quien es enlace en el estado de la Red Nacional Paridad en Todo y representante de Hombres Solidarios por la Igualdad, este hecho sólo puede calificarse como ginopia, una forma de nombrar la incapacidad de entender el punto de vista de la mujer en casos de violencia hacia ella por no haber vivido su experiencia, se tacha a la mujer que defiende sus derechos como escandalosa y a la visión femenina en la política como débil, y eso es una conducta que debe erradicarse.

De acuerdo con ONU Mujeres en México, la violencia que enfrentan las mujeres en la esfera política puede enmarcarse en todos estos tipos y modalidades de violencia: desde la violencia institucional –al interior de sus propios partidos–, pasando por la violencia económica al desviar y limitar los recursos para su capacitación y campañas, hasta el hostigamiento y el acoso sexual, o la violencia comunitaria, e incluso el feminicidio.

Desafortunadamente, en opinión del Capítulo en México de Naciones Unidas "a medida que aumenta la incursión de las mujeres en la política, aumenta también el riesgo de que sean víctimas de distintas formas de violencia, pues su presencia desafía el status quo y obliga a la redistribución del poder".

Publicar un comentario

0 Comentarios
Publicar un comentario (0)

#buttons=(Accept !) #days=(20)

Our website uses cookies to enhance your experience. Learn More
Accept !
To Top