El sabor tradicional de la Costa Grande está en San Jerónimo

Falcotitlan
0
Por Norma Elena García Rosas

Hablar de San Jerónimo es hablar de tradiciones, de gente cálida, de belleza naturales con su mar, río y laguna, siendo mucha de esa zona natural es virgen.

Quien desee conocer las maravillas de Guerrero, es una visita obligada entrar al municipio de Benito Juárez, conocido por su cabecera como San Jerónimo, ubicado en el corazón de la región Costa Grande.

Representa cultura, gastronomía, historia y un entorno natural precioso; iniciando con la parroquia de San José, una construcción que tiene más de 100 años de antigüedad, localizada en el centro de la ciudad, donde se encuentra el Zócalo tradicional. 

Muy cerca de ahí el mercado municipal con la venta de productos propios de la región, es inevitable no probar el café artesanal cosechado en las localidades de Río Verde, Santo Domingo o La Pintada.

El chorizo de San Jerónimo (sin albur… bueno no sé ustedes) es parte de sus muchas tradiciones gastronómicas, y la señora Gregoria Ocampo Martínez, mejor conocida como Doña Goyita da  muestra de esto al iniciar hace 30 años -por necesidad de salir adelante- con la elaboración del chorizo y ahora se ha convertido en una de las más emblemáticas del lugar.

Señala que hay más de 60 casas que se dedican a la elaboración de este alimento, que ha pasado de generación en generación y da ingresos a varias familias; además de promoverlo y llevarlo a otros municipios de Guerrero, su proceso es muy importante con la elección de la mejor carne y la cantidad exacta de las especias, incluyendo el vinagre de piña, se dice fácil, pero Choricería Goyita tiene su secreto y uno de los mejores sazones.

Siguiendo la ruta del paladar, llegamos muy cerca de la localidad de Arenal de Álvarez, ahí conocimos a Miguel García y Silvia Pano, dedicados a la preparación de productos derivados del coco: aceites, jabones, pan de coco, entre otros productos. Aseguran que el fruto tiene propiedades que ayuda para diferentes padecimientos del cuerpo.

Algo de lo que también se distingue es de su entorno natural y esto podemos admirarlo en Hacienda de Cabañas donde se encuentra Playa Paraíso y su zona de manglar, la laguna de Mitla, la desembocadura de un río y de fondo las aguas de un cálido mar; los tres reunidos para el deleite de la vista con un paseo en lancha y cerca las enramadas para degustar los platillos típicos, ver una puesta de sol y así pasar un día agradable rodeado de la flora y la fauna que la caracteriza. Aquí es recurrente que se practique el aviturimo, para los observadores de aves, pues cuenta con una isla de aves, entre ellas grupos de flamingos.   

Mención especial guarda playa Las Gaviotas en la que, ya con hambre, nos adentramos, visitando el restaurante La Jaiba Mordelona, donde no quedó más que degustar unas delicias de pescado a la talla, al queso y al chingadazo, con sus bebidas y cocos correspondientes, saliendo satisfechas por la “comilona” que dimos, conociendo un poco de la variada gastronomía local.

Gastronomía que se ve potenciada en la gran variedad de fiestas patronales, como la Feria del Taco, las fiestas a San José santo patrono de la localidad y el festival del musico.

Siendo San Jerónimo, uno de las ciudades mas pujantes y representativas de la Costa Grande, no ha carecido de personajes destacados en todas las áreas, desde política hasta la música y la cultura. 

Asi es como nos topamos con nombres como el mismísimo presidente Juan N. Álvarez, el compositor Roberto Belester, la activista y luchadora social Benita Galena, el bailarín Alfonso Meraza Prudente, el cantante Juan Carlos Vicencio “Kike” líder vocalista de Los Karkiks, y una constelación más de nombres que enriquecen la herencia de San Jerónimo de Juarez.


Publicar un comentario

0 Comentarios
Publicar un comentario (0)

#buttons=(Accept !) #days=(20)

Our website uses cookies to enhance your experience. Learn More
Accept !
To Top